Entrevista no Diario de Ferrol

8 de jul de 2013

Tanque de Tormentas en Esteiro


Achegamos información publicada no día de hoxe no Diario de Ferrol ao respecto do Tanque de Tormentas do Parque Pablo Iglesias de Esteiro. A esta entrevista, en representación da Asociación Veciñal de Esteiro, asistiron: Juan Cervantes, Vicente Aneiros, Carlos Aneiros e X. Miguel López. Esta información tamén recolle a opinión da Asociación de Vecinos " El Pilar" de Recimil.
Achegamos tamén unha nova publicada no xornal " La Voz de Galicia " en setembro do 2011, que é moi ilustrativa, desde o noso punto de vista :
http://www.lavozdegalicia.es/ferrol/2011/09/02/0003_201109F2C2995.htm?utm_source=buscavoz&utm_medium=buscavoz.

Queremos lembrar que, a diferencia do Tanque da Ranita, o de Esteiro está adxudicado a unha empresa que, caso de non facerse a obra, podería esixir  indemizacións ao Promotor da mesma e que o Tanque de Esteiro forma parte da Rede de Saneamento da Ría de Ferrol que vai permitir que un número moi importante de persoas poidan vivir da pesca e do marisqueo , nunha ría que, a día de hoxe, non está saneada

Diario de Ferrol



El tanque de tormentas del parque Pablo Iglesias divide a los vecinos a dos meses del inicio de la obra

 | Actualizado 07 Julio 2013 - 02:00 h.
imagen de la zona que se verá afectada por las obras jorge meis
imagen de la zona que se verá afectada por las obras   (jorge meis)
A dos meses de que, según lo previsto, comiencen las obras de construcción del tanque de tormentas del parque Pablo Iglesias, el proyecto divide a los residentes en la zona. Algunos de ellos, muchos domiciliados en el denominado “edificio del gusano”, iniciaron hace semanas una campaña de movilización social para tratar de frenar esta obra y para conseguir el traslado de la instalación a otra zona próxima. La Asociación de Vecinos de Recimil les ha dado cobertura a través de su comisión de medioambiente, al frente de la cual está José María Hernández.
Por su parte, la Asociación Veciñal de Esteiro, que preside X. Miguel López, considera que las medidas correctoras que ya se han pactado garantizan un impacto mínimo y, por lo tanto, defiende la construcción del tanque para evitar demoras en el saneamiento que podrían traer aparejada además, sostienen, la pérdida de fondos europeos.
Que el planteamiento de todo el sistema de depuración para la ría de Ferrol es inadecuado es, curiosamente, algo en lo que todos coinciden. Hernández denuncia que el modelo de una gran depuradora con tanques de tormentas sobredimensionados está obsoleto y llama la atención sobre el contrasentido que supone que las infraestructuras de saneamiento de los nuevos barrios se construyan con separación de aguas pluviales y fecales para que estas después vuelvan a unirse en el tanque de tormentas y en los colectores.
 Miguel López defiende igualmente un sistema de pequeñas depuradoras con tanques de tormentas de menores dimensiones y separación de aguas pluviales y fecales, así como una alternativa para los vertidos industriales que ahora no se contempla.
Ambos colectivos critican del mismo modo el oscurantismo con el que se ha manejado todo el proyecto, que no estuvo expuesto al público en Ferrol y del que el tejido asociativo no ha tenido conocimiento hasta que empezaron los preparativos previos a la construcción del tanque del parque Pablo Iglesias.
Pero esta coincidencia en el punto de partida no es tal en cuanto a la solución. José María Hernández toma como referencia lo ocurrido con los jardines de la Ranita –donde la importante movilización social y la oposición de la Autoridad Portuaria y del propio Concello evitaron la construcción de un tanque de tormentas– para luchar por que ocurra lo mismo con el previsto para el parque Pablo Iglesias. Para la AV de Esteiro, que participó en el movimiento de oposición a esta infraestructura en La Ranita, tampoco sería el parque Pablo Iglesias el lugar adecuado para un tanque de tormentas, pero entiende que el retraso que supondría elaborar ahora un nuevo proyecto supondría un perjuicio todavía mayor.
El portavoz de la comisión de medio ambiente de Recimil, que intuye un cierto “negocio del cemento” en estos tanques de grandes dimensiones en una época de dificultades para el sector de la construcción, trasladar esta instalación a otra zona es simplemente una cuestión de voluntad política. No lo convence la solución de soterrar el tanque, porque entiende que el mantenimiento será “costosísimo” y que acabará convirtiéndose “en un pozo negro de aguas fecales”. También expresa su preocupación por los olores y ruidos que a su juicio se generarán “en el segundo parque en extensión de la ciudad”. Este aspecto lo considera cubierto la Asociación Veciñal de Esteiro con la certificación que emitirá la constructora de que no generará ni ruidos ni olores, algo que ratifican los técnicos municipales.
Respaldo social
Para José María Hernández, aunque “el tiempo se echa encima empezamos a ver luz al final del túnel”. El BNG llevará este asunto al Parlamento y ha presentado también una moción al pleno todavía pendiente de debate. Su objetivo es lograr el mayor respaldo social posible –no solo de los vecinos de la zona– para que la movilización ciudadana obligue a cambiar el proyecto. “Lo único que nos ofrecen es una segunda zona de juegos y la cobertura del tanque con un manto vegetal, pero no es eso lo que queremos”, dice el portavoz de la comisión.
La Asociación Veciñal de Esteiro, sin embargo, entiende que las medidas correctoras pactadas en una reunión en la que estuvieron –además de los dos colectivos vecinales–, la concejala de barrio, Martina Aneiros, representantes de Acuaes (la antigua Acuanorte) y técnicos municipales, garantizan un impacto mínimo. Asegura X. Miguel López que el  único escollo será el impacto visual de la caseta de bombeo, cuya altura se ha aceptado reducir, que ocupa menos de 200 metros cuadrados en una superficie total de 20.000 m2. Se ha conseguido, en cambio que se construya un segundo parque infantil, que se mantendrá una vez finalizadas las obras incluso cuando el actual vuelva a ser recolocado en su lugar; la replantación de la masa arbórea afectada por las obras; la ejecución en el menor plazo de tiempo posible; la certificación de la empresa de que no emitirá ruidos ni olores; la construcción  estableciendo en primer lugar un perímetro para evitar que se vea afectada más superficie de la necesaria y el apantallamiento vegetal para disminuir el impacto visual de la caseta de bombas. Todas estas cuestiones, a juicio de la entidad vecinal de Esteiro, convierten la obra en “aceptable”.
X. Miguel López insistió en que, si bien podría haber una alternativa mejor que el parque Pablo Iglesias, son razones técnicas las que avalan esta elección y, en este sentido, señaló que por debajo de esta zona verde pasan dos colectores cuyas obras no motivaron queja alguna. El presidente de la asociación señala que, además de los beneficios generales que trae consigo el saneamiento, el tanque de tormentas permitirá corregir situaciones como las inundaciones que se producen en la Trinchera y delante del edificio del gusano cuando se registran lluvias fuertes e incluso problemas como los registrados en septiembre del año 2011 en la propia avenida de Esteiro, cuando salieron a la superficie excrementos procedentes de la red de alcantarillado.
X. Miguel López se mostró especialmente crítico con la actuación del BNG en esta cuestión y calificó su actuación como un gesto “de cara á galería”, al tiempo que invitó a esta formación política a sumarse a las movilizaciones contra la planta de gas si realmente quiere defender el medio ambiente.
Lo cierto es que, al margen del proyecto en sí, el tanque de tormentas está enrareciendo el clima entre la ciudadanía. José María Hernández asegura que las relaciones con la AV de Esteiro están rotas y que “a veces parece que los enfrentamientos son temas personales entre las asociaciones de vecinos”. Desde la entidad de Esteiro, X. Miguel López defiende su papel incluso históricamente y asegura que solo trata de defender los intereses del barrio, como hace con otros temas como la reclamación de la escuela infantil de Esteiro o el comedor social de Esteiro , proyectos ambos que serán una realidad en breve.


0 comentarios:

Postar um comentário